Saltar al contenido

La Levadura

levadura fermentando cerveza

La levadura es un microorganismo vivo cuya principal función es convertir el azúcar que hay en la mezcla y que ha desprendido la cebada, en alcohol. Hoy en día el tipo de levadura que se le echa a la cerveza es fácilmente controlable, pero cuando se empezó a hacer cerveza, se desconocía qué era lo que hacía la cerveza alcohólica. Las levaduras añaden un sabor significativo a la cerveza, siendo éste especialmente notorio en cervezas belgas o cervezas sours (agrias).

La levadura es la encargada de la fermentación de la cerveza, o mejor dicho, de transformar un liquido dulce lleno de azucares, en lo que comúnmente llamamos cerveza. Hay dos tipos principales de levaduras: La Saccharomyces Cervisiae y la Saccharomyces Pastorianus (en honor a Louis Pasteur). La Cervisiae realizará el proceso de fermentación a temperaturas más ambiente dando como resultado una cerveza de colores más turbio, más aroma y más sabor. Mientras que las Pastorianus fermenta a temperaturas más frías (entre 7 y 13 grados) dando como resultado cervezas más limpias, claras y suaves.

La zona de Pajottenland en Bélgica, cuna de las cervezas del tipo lambica, es conocida por albergar en el aire flotando un tipo de levadura muy particular. Lo que se hace a la hora de fermentar este tipo de cerveza es abrir los tanques y dejar las ventanas abiertas para que estas levaduras presentes en el aire entren y fermenten los tanques (a esto se le llama fermentación espontánea). Este tipo de fermentación lleva más tiempo que los anteriores, y siempre agría la cerveza…pero ese es el objetivo