Saltar al contenido

Cerveza Ale

Cerveza Ale

Este tipo de fermentación ocurre en la parte de arriba y a temperatura ambiente.

Además, corresponde al árbol más extenso de tipos de cerveza.

La fermentación Ale se produce a temperaturas de entre 18 y 26 grados, que es la temperatura óptima para que la levadura de tipo saccharomyces cerevisiae empiece a trabajar.

Ales Belgas

La gente inexperta en el mundo de la cerveza generalmente engloba como “cerveza belga” un conglomerado enorme de estilos, cervecerías, cultura y marcas. Por lo tanto, aquí estamos para diseccionar un poco todo lo que se engloba dentro de la cerveza belga, tanto en estilos, como abadías trapistas, así como un poco de la cultura y la historia cervecera de este país. Hoy en día, en Bélgica, como en todo el mundo, se hacen todo tipo de cervezas, y además, hay algunos estilos de cerveza que únicamente se pueden encontrar aquí. En 2016 había en torno a 224 cervecerías activas, y muchas de estas cervezas tienen su propio vaso con su propia forma particular. En 2016 también se añadió la cultura cervecera de Bélgica dentro del patrimonio cultural de la UNESCO.

Cervezas Trapenses

Se entiende como cerveza trapista toda aquella cerveza hecha dentro de los muros de una abadía, hecha por los monjes o bajo la supervisión de los monjes, y donde todo el dinero conseguido vendiendo dicha cerveza se invierte de vuelta al monasterio o se dona a asociaciones benéficas. Dentro de las cervezas que se hacen hay todo tipos de estilos, desde Pale Ales e IPAs hasta estilos más típicos de Bélgica como Dubbels o Tripels. Hay un total de 12 monasterios que hacen cerveza Trapista: 6 en Bélgica (Orval, Chimay, Westvleteren, Rochefort, Westmalle y Achel), 2 en los Paises Bajos (La Trappe y Zundert), 1 en Austria (Stift Engelszell), 1 en Italia (Tre Fontane), 1 en Inglatera (Tynt Meadow) y 1 en EEEU (Spencer). Algunas de ellas, como Chimay o La Trappe se encuentran fácilmente en grandes supermercados, así que si las veis por ahí ya sabréis de donde vienen. Además, es fácil identificarlas porque tienen el símbolo de “Trappist Beer “ como seña distintiva. Por tanto, la cerveza trapista no es un estilo de cerveza como tal, pero es una de las señas de identidad del país.

Patersbier

Entre las cervezas belgas más suaves se encuentran las Enkel, o también conocidas como Patersbier. Como el nombre indica, Patersbier vienen de Pater (padre, monje) y Bier (cerveza), siendo éstas las cervezas que los monjes producían para consumir ellos mismos. Este tipo de cervezas andan desde el 2% hasta el 5%, dependiendo la receta ya que eran más a modo de bebida isotónica y refrescante, que cerveza para la vente, por tanto muchas de las cervecerías trapistas tienen una cerveza especial para la venta únicamente en el monasterio. Enkel también significa simple, o básica, y sirve como unidad básica de medida de fuerza en la cerveza. Por ejemplo, las Enkel andarían en eso, 3-4%, las Dubbel (dobles), andarían en 6-7%, Tripels 8-10% y Quadrupels 10-12%.

Dubbel

Dubbel como es fácil deducir por el nombre viene de “doble”, tomando como medida de referencia la Enkel o Patersbier. Las dubbel generalmente son más oscuras y tienen más graduación alcohólica (6-8%), debido a que al añadirle el doble de cebada, incrementa la cantidad de azúcar y por tanto la cantidad convertida a alcohol en el proceso de fermentación. El nombre Dubbel se estableció después de que en 1856 la cervecería Westmalle decidiera ponerle este nombre a un nueva cerveza que producían el doble de fuerte, y desde entonces otras cervecerías han seguido este ejemplo. Además de su color ambar y marrón, las dubbels suelen tener fuerte sabor a caramelo y toffe dulce, poco amargor, mucho cuerpo y fuerte sabor a frutas oscuras y cereales. Otros ejemplos de este estilo de cervecerías trapistas podrían ser la Chimay botella roja, La Trappe Dubbel, Achel 8 Bruin o Rochefort 6.

Tripels

Las tripels son un tipo de Pale Ale, de color generalmente dorado (aunque pueden variar a tonos un poco más ámbar). La primera vez que se acuñó el termino Tripel para una cerveza, fue a manos de Henrik Verlinden en la cervecería De Drie Linden en Bélgica para referirse a su cerveza llamada “Witkap Pater = Trappistenbier” (Witkap Pater = Cerveza Trapista), el cual fue la primera vez que se usaba el nombre de cerveza trapista como marca registrada en 1932. Años más tarde, en 1934, la cervecería Westmalle, para hacer referencia al estilo de cerveza más fuerte que producían – que por aquel entonces la llamaban Superbier- fue rebautizada como Westmalle Tripel. El origen exacto del porqué se desconoce, pero todo parece indicar que hacia referencia a la “fuerza” de la misma, ya que suelen oscilar entre los 8-10%. Siguiendo una tradición de la edad media marcando X en el barril donde se encuentra la cerveza, siendo una X las cervezas más suaves, dos XX para las intermedias y con tres XXX las más fuertes. Esencialmente las Tripels eran Pale Ales más fuertes, en las que la presencia de levaduras belgas le daban más importancia a la cerveza que los lúpulos que originariamente predominarían en el estilo. Suelen tener un aroma característico, como dulzón, con toques de naranja, plátano, notas cítricas, siendo suaves y fáciles de beber, pero debido a su elevada cantidad de alcohol son peligrosas. Hoy en día es uno de los estilos predilectos en Bélgica y se hacen Tripels en todas partes del mundo.  De todas las cervecerías trapistas solo Chimay vende su tripel en barril, ya que a la hora de pasarla al barril y forzar su carbonatación se pierde la “frescura” de la carbonatación natural en botella. Algunas de las mejores pueden la mencionada Westmalle Tripel, o De Halve Maan Straffe Hendrik, Tripel Achel o De Dolle Dulle Teve (siendo estas de mis favoritas). Algunas de fuera de Bélgica podrían ser la Allagash Tripel, de Portland, Oregon, o Brooklyn Local 1, de Brooklyn, Nueva York.

Quadrupels

Las quads o Quadrupels, como su nombre indica, vendrían a ser un nivel más en cuanto a cantidad de cebada, azúcar y por tanto alcohol. Una Quadrupel vendría a ser una hermana de las “Strong Dark Ales”, oscuras en color, fermentadas a temperatura ambiente y con fuerte graduación alcohólica, pero el término Quadrupel es un poco más preciso y hace referencia a cuando las cervezas se identificaban por números y vagamente por la gravedad original (concentración de azucares en el agua antes de la fermentación). Por ejemplo, una gravedad original de 1060 será un 6, una de 1080 y así. Este antiguo método se usaba también para designar las “single” (3%), dubbels (6%), Tripels (9%) y quadupels (12%) como la cantidad de referencia del alcohol en la cerveza. Esta escala fue desarrollada por los monjes trapistas, pero hoy en dia tanto la graduación como las gravedades difieren mucho dependiendo de quien las haga, ya que hoy en dia los monjes han abandonado las calificaciones con números, mientras que las cervecerías no-trapistas son quienes a menudo los usan.

Padaojicamente las Quads son simples a nivel de producir, pero complejas a nivel de carácter y sabor. Normalmente se usa malta Pilsner como base y una o dos cebadas más oscuras para darle el toque de color, cuerpo y complejidad. Notas de uvas pasas, higos, dátiles y ciruelas son predominantes. Diversas técnicas de producción como hervirlas durante más tiempo para caramelizarlas y darles un sabor aun más complejo son prácticas comunes. También son comunes las adicciones de azúcar del tipo Candi belga, para darle un toque dulce extra. Son cervezas que se preservan muy bien con el tiempo y los años hacen que los sabores sean más complejos y balanceados. Algunas de las más famosas pueden ser las Rochefort 10 (con 11.4% de alcohol), Westvleteren 12 (con 10.5%) o St. Bernardus Abt 12 (10%)

Pale Ale

Como el nombre indica, una Pale Ale es una cerveza hecha con cebada con una ligera capa de malteado, haciéndola un poco más oscura que el de una lager y dándole por tanto un sabor más amargo a la misma. No fue hasta 1703 cuando se empezó a usar el término comercialmente. En las cervezas Pale ale el lúpulo empieza a cobrar un papel más importante que en una lager, pero sin dejar de lado la importancia de la cebada, la cual da un sabor más acaramelado, como de galleta. El lúpulo en éste caso es más usado para darle aroma a la cerveza más que para darle amargor. Se consideran de las cervezas más versátiles después de las lagers, y es el tipo de cerveza que deberías probar si eres un bebedor de cerveza comercial y quieres meterte un poco dentro del mundo de la cerveza artesana (cerveza de verdad). Es también un buen tipo de cerveza para tomar con quesos no muy fuertes, o cosas ligeras como pescados o pastas.

Dentro del estilo de Pale Ale, cabe diferenciar las American Pale Ales y las British Pale Ales (americanas y británicas)

En términos de cerveza, en castellano se cogen los nombres anglosajones. Si queréis traducirlo vendría a ser ale pálida ;Pale ale pronunciado “peil eil”).

Pale Ale Inglesa

Las versiones inglesas y americanas son muy parecidas en muchas cosas, pero si prestamos un poco de atención veremos que hay bastantes más diferencias. Las británicas , a diferencia de las americanas, son más claras y ligeras y también tienen un toque de sabor más “mineral” debido a la composición del agua. No son tan resinosas ni amargas, si no que tienden a tener un sabor más a grano, cereales y galleta, con un toque aromático del lúpulo. Buenos ejemplos de Pale Ale inglesas son las típicas “real ales” inglesas, que se sirven en torno a los 13 grados (algo más “caliente” que cervezas rubias como lagers), carecen de burbujas y tienen mucho más cuerpo. Algunos ejemplos de las mismas que podríais encontrar en el supermercado podrían ser Fuller’s London Pride, o Hobgoblin

American Pale Ale

Cuando los americanos empezaron a hacer este tipo de cerveza allá en 1980 adoptaron más el nombre que lo que realmente hacían los británicos. Hacían el mismo tipo de cerveza usando lúpulos más aromáticos (los lúpulos que crecen en EEUU son muy buenos para eso) a diferencia que los lúpulos ingleses, que son más amargos. Las pale ale americanas van a ser generalmente más aromáticas, sabores más resinosos y más amargos. También tendrán una sensación en boca más suave y dejarán sabor más herbáceo y fresco en el paladar después de haberla tragado. Ejemplos fáciles de encontrar de las mismas podrían ser Sierra Nevada Pale Ale, Arriaca Pale Ale (cervecería de Guadalajara con productos de bastante buena calidad)

IPA: India Pale Ale

Las IPAs, o India Pale Ales, es junto con la Lager y la Pale Ale, de los estilos que más seguidores tiene, ya que es la cerveza favorita y por excelencia entre los iniciados en cerveza artesana. Aromática, turbia, con diversos tonos ámbar y con un toque amargo debido a la cantidad de lúpulos que lleva.

Una IPA (IPA en castellano, aunque debería pronunciarse por su nombre en inglés, “ai pi ei” ) es un tipo de cerveza que se centra más en el lúpulo que en otros ingredientes, por tanto es una cerveza muy aromática, con diversos tonos de amargor, con colores más acaramelados debido a cebadas especiales que pueden variar en tonos de amarillos a naranjas. Las IPAs también suelen tener un elevado % de alcohol (de 5% a 7% a grandes rasgos).

Hay bastante controversia a como nació este estilo, pero la hipótesis más aceptada es la que cuenta que el estilo se originó el Inglaterra y casi por casualidad, en los primeros años del siglo XVIII durante la época de las rutas comerciales de especias a las Indias. Allí había emplazados muchos soldados y ciudadanos británicos que echaban de menos las cervezas Pale Ales de su añorada Gran Bretaña. El problema venía a la hora de transportar los barriles de cerveza en los barcos, ya que para que las cervezas de este tipo fermenten han de estar a temperatura ambiente y no ser agitadas, y en las bodegas de los barcos sucedía de todo menos eso: eran lugares más bien fríos y húmedos y el traqueteo de los barcos mezclaba todas las levaduras y sedimentos en los barriles y no fermentaban correctamente. Los barcos solían salir de Londres, bajaban la línea del Ecuador a lo largo de la costa de África, rodeaban el Cabo de Buena Esperanza y después cruzaban el Océano Índico (de vuelta al hemisferio norte) hasta alcanzar Bombay, Calcuta, y Madrás, por lo que estos cambios de temperatura tampoco eran buenos para la cerveza, y al final toda la que llegaba (o la gran parte) había que tirarla porque estaba contaminada o mal fermentada y era un riesgo para la salud.

A raíz del ensayo y error,  se le atribuye la creación de la IPA a George Hodgson, de la cervecería Bow en Londres, que descubrió que añadiendo cantidades ingentes de lúpulo y aumentando la cantidad de alcohol producido, no solo aguantaba mejor el viaje si no que llegaba más aromática, con más sabor y con menos problemas de contaminación ni infección, ya que el alcohol proporcionaba un ambiente hostil para los microbios y el lúpulo prevenía la aparición de bacterias que causaban la acidez. Al llegar los barriles a la India, los oficiales británicos se quedaban un barril de esta nueva India Pale Ale para ellos y aguaban el resto para distribuirlos entre los soldados (de modo que no acabaran tan alcoholizados).

Este tipo de cerveza es un claro ejemplo, de los muchos que hay, que no ha de tomarse “cuanta más fría mejor”, porque si enfrías demasiado una cerveza enmascaras su sabor, ¿y como vas a apreciar una cerveza si no puedes saborearla?. Las cervezas IPAs han de tomarse frías, pero no heladas, por lo que entre 6 y 8 grados sería lo ideal. La más famosa podría ser la Punk IPA de Brewdog, pero hoy en dia “El Baron de La Birra” ya no la considera una IPA. Originariamente la receta y la cerveza era muy buena, pero ha ido deteriorando mucho con el tiempo.

Existen muchos tipos de IPA, al igual de formas de cómo hacer una IPA, por ese motivo, hemos hecho una selección de cerveza IPA para mostrarte

IPA Americana

La IPA Americana es de carácter más aromático y resinoso que las IPA’s británicas debido a diferentes variedades de lúpulos. Generalmente las IPAs americanas suelen ser más alcohólicas que el resto (excepto las Doble Ipas) ya que suelen rondar el 7%. En EEUU, en la zona de Washington State se encuentra el Yakima Valley, zona de plantación del 80% de todos los lúpulos producidos en EEUU y de donde provienen la gran mayoría de los lúpulos americanos disponibles para comprar en Europa. Por tanto es un estilo que aunque comenzó en Inglaterra, los americanos lo llevaron a otro nivel, siendo ahora la referencia a nivel de IPAs.

IPA Británica

Sabores más acaramelados y como de galleta, donde el factor lúpulo no es tan importante. Suelen ser más suaves y menos aromáticas que las americanas debido a la composición del agua, y los sabores de los lúpulos son lo que se denominan terrosos, afrutados o a hierbas.

Imperial/Doble o Triple IPA

La Imperial/Doble o Triple IPA es una cerveza mucho más alcohólica, de sabor más amargo, de color más intenso y oscuro y muy aromática. Se mueven entre 7.5% e incluso nuestro maestro cervecero El Barón de la Birra ha llegado a probar de 13% de alcohol, aunque generalmente andan en torno al 10%. Varían mucho de sabor, olor y color en función del cervecero y de la receta. La primera y más famosa (y por muchos considerada la mejor doble IPA del mundo) es Plini The Elder, por la cervecería americana Russian Rivers. Podéis leer más de ella en su página oficial, aquí.

Session IPA

Las Session IPA no tienen mucho misterior. Son IPAS pero con una receta adaptada a ser más suaves y con menos graduación alcohólica, generalmente entorno al 4-5% . Aunque conservan un toque de amargor y aroma, serían un salto intermedio entre las Pale Ales y las IPAs

Porter

La cerveza del tipo Stout (también conocida como Porter, aunque hay quien hace diferencias entre ambas) y mal llamada “cerveza negra” a secas es uno de los estilos más populares y más extendidos. Ambos son estilos de cervezas donde lo primero que llama la atención es el color oscuro, variando en tonos de negro opaco a más marrones. Este color negro se consigue tostando mucho los granos de cebada hasta que se queman (lo mismo que pasaría con un bollo en el horno).

Si empezamos definiendo el término y la diferencia entre Stout y Porter, lo primero que cabe decir es que para muchos es lo mismo y para otros son dos cosas diferentes. Originariamente la primera fue la Porter, llamada así por los trabajadores del puerto en la Inglaterra del siglo 19. Los “porteadores” (porters en inglés) tenían uno de los peores trabajos de la sociedad inglesa por aquel entonces, cargando y descargando barcos mercantes. Durante la producción de cerveza de aquel entonces, muchas veces tostando granos de cebada para otros tipos de cerveza, se “sobretostaban” los granos y en lugar de desecharlos, hacían cerveza con ella, la cual se le daba a estos porteadores al ser la más barata. La palabra Stout llegó más tarde, y viene del término inglés strong (como fuerte, robusto o sólido), que se usaba para definir la alta graduación alcohólica de las anteriormente mencionadas Porter.

Por lo general las cervezas Stout y Porter, al no llevar tanto contenido de lúpulo se maduran igual que el vino (las IPA o Doble IPA pierden el frescor del lúpulo al dejarlas madurar). Últimamente se está haciendo mucho lo de comprar los barriles de madera a fábricas de vino o whisky, llenarlo de cerveza Stout y dejarlo madurar un par de años para que la cerveza absorba sabores del recipiente. Esto se conoce como Barrel Ageing.

Más allá del nombre, este tipo de cerveza de color negro se caracteriza por un rico y suave sabor a café, chocolate o incluso frutos secos que se desprenden al extraer azúcar de los granos de cebada muy tostados. No suele ser un tipo de cerveza ni lupulosa ni amarga, ya que por decirlo de alguna manera el sabor de café es más intenso y opaca a los demás. Este estilo de cervezas suelen ir del 4 al 8% de alcohol, llegando a más de 12% en estilos como Imperial Stout (de los que hablaré más abajo).

Imperial Stout

Los expertos en cerveza siempre tienen predilección por las cervezas más dificiles de hacer y por tanto con más graduación alcohólica, por lo que las Imperial Stout o Russian Imperial Stout tienen su lugar entre estas (si miramos el top 50 mejores cervezas del mundo en Ratebeer, veréis que son muy populares y tienen muy buena valoración). El nombre originariamente se usó para describir el tipo de cerveza Stout que Inglaterra exportaba a la corte rusa en el siglo 19 para preservar la cerveza en el largo viaje en barco, la cual balanceaba su alto contenido alcohólico con más amargor, dulzura o ambas. Las Imperial Stouts son siempre negras como el carbón, con alto contenido alcohólico (9-18%), incluso hoy en día destilando en frío este tipo de cervezas se han conseguido cervezas de este tipo con un 50% de alcohol!

Milk Stout

También tenemos la Cerveza  Milk Stout, o Sweet Stout . Se llama así por su cremosidad que viene del añadido de lactosa durante la fermentación. Este es un estilo que tiene menos de 100 años y que a pesar de que la idea surgió en 1857 no se intentó hacer hasta 1907 en Inglaterra también. Hoy en día se suele añadir chocolate, caramelo, nubes de gominola y toda clase de cosas dulces que complementen el sabor y la cremosidad de la cerveza, dando lugar a cosas realmente interesantes…y empalagosas.

Irish Stout

La cerveza de este estilo más conocida y extendida es la Guinness, perteneciente al estilo “dry stout”, Stout seca o Stout tipo irlandesa, el cual se caracteriza por su sabor suave, refrescante y su bajo contenido alcohólico (3-5%). Además contiene lactosa, y está carbonatada con nitrógeno en lugar de CO2, lo que produce unas burbujas más grandes y le da cremosidad. Otra opción menos comercial dentro de este estilo podría ser la Porterhouse de Dublin o la O’Haras Stout.

Kettle sour

Las Kettle Sours vendrían a ser cervezas agrias, no muy agresivas, y que han sido fermentadas en un ambiente controlado. No son un estilo de cervezas de por sí, si no más bien una técnica para conseguir agriar la cerveza de una forma controlada. Al ser producidas en un entorno bajo supervisión  se puede regular cómo de agria va a ser. Por lo general lo que las hace diferentes a otros estilos de cerveza es que además de tener una cantidad mayor de trigo en la receta, una vez extraídos los azúcares de la cebada y antes de hervirla para añadirle los lúpulos, se deja reposar durante 12-24-48 horas (en función de cómo de agria la quieras).

Durante este reposo se añaden bacterias en forma de ácido láctico (generalmente Lactobacillus, aunque pueden ser diferentes tipos y cepas) que de lo que se encargan es de dividir las cadenas de proteínas que se encuentran en los azucares disueltos en la mezcla. Por simplificarlo digamos que en los azucares disueltos en la mezcla están formado por “cadenas” de proteínas (como una cadena de metal). La levadura utilizada en cervecería encuentra más fácilmente fermentables cadenas de 1, 2 y 3 eslabones, por lo que no transforma en alcohol las cadenas más complejas. Al añadirle bacterias como Lactobacillus, Acetobacterias, Brettanomyces, etc… lo que hacemos es dividir estas cadenas en eslabones más pequeños. Esto lo que hace es reducir el PH de la solución, haciéndola más fermentable y agriandola. Por tanto, dejamos reposar la mezcla durante la cantidad de horas elegida (a más tiempo, menor PH por lo tanto más agria), luego la hervimos para deshacerse de las bacterias, y continuamos con la receta como si de cualquier otra cerveza se tratase. Al ser sabores no muy agresivos y ligeros en alcohol (generalmente rondan el 3.5% – 4%) es muy común mezclarlas con frutas para dar más juego y variedad.

Berliner Weisse

Uno de los estilos más versátiles dentro de las kettle sours son las alemanas Berliner Weisse, típicas de Berlin, no tan conocidas por muchos, ya que generalmente se asocia cerveza alemana a Lagers y cervezas de trigo (Weissbiers). Se desarrollaron gradualmente desde el siglo 17 hasta nuestros días y ahora se están haciendo especialmente populares gracias a la revolución de la cerveza artesana y a las diversas combinaciones que pueden hacerse de las mismas añadiendo distintos ingredientes. Generalmente no soy muy fuertes en alcohol, y gracias a su sabor suave, crujiente y con un toque acido les valieron el apelativo del “champagne del norte”. No se conoce el origen exacto de este estilo, pero una de las teorías cuenta que fueron los hugonotes franceses que emigraron a Alemania a través de Flandes, y en su camino aprendieron las técnicas de agriar cervezas como las Rojas de Flandes o Marrones de Flandes (más tirando a avinagradas ya que pasan mucho tiempo en barricas de madera). Otra teoría se basa en torno una cerveza popular llamada Halberstäder Broihan, supuestamente popular en Berlín en torno al 1640, siendo esta supuestamente una copia de una cerveza desconocida y hecha en Hamburgo. Pero hay quien data de cervezas Berliner Weisse de 1570.

Lo que es seguro es que las cervezas de trigo hechas alrededor de Berlín no eran originariamente agrias o ácidas, sino más bien ligeras y mucho más claras comparadas con otras cervezas más oscuras de aquel entonces. La mayoría de dichas cervezas Berlinesas estaban en torno al 3% y se usaba una mezcla de 50% cebada y 50% trigo, y se añadían muy pocos lúpulos. Las Berliner Weisse que conocemos hoy en día se desarrollaron relativamente tarde, durante el siglo 19, y muchas cervecerías en Berlín se especializaron en las mismas hasta que el estilo empezó a popularizarse en torno a 1950. Durante la cumbre de su popularidad en el siglo 19, las Berliner Weisse fueron las bebidas más populares en Berlín con casi 700 cervecerías produciéndolas. Los años posteriores, sin embargo, no fueron demasiado clementes con el estilo, y la imposición en Europa de las denominaciones de origen controladas, el estilo podía únicamente ser denominado así siempre que la cerveza se produjera dentro de los límites de la ciudad. Esto hizo que se convirtieran en una rara especialidad producida en gran escala sólo por dos cervecerías: Berliner Kindl y Schultheiss. Estas cervecerías no usaban mezcla de bacterias y levaduras, si no que la “bacterización” ocurría por separado y luego se mezclaba con la base de cerveza.

Sin embargo, en los últimos años las Berliner Weisse han experimentado una resurrección debido a los home-brewers y a la revolución americana en cervezas agrias. Y aunque EEUU pille lejos de Berlín, todo indica que es el lugar donde su producción y disfrute va a florecer de nuevo en un futuro. Una buena recomendación al respecto podrían ser la White Ghost Berliner, de Stone Brewing, una cervecería americana que ha abierto una planta en Berlín